Crónica de la 15ª sesión del GPSLHH “Arihú con hijos” 30 de noviembre de 2016 1


Hacía varias semanas que no había podido ir al Grupo Presencial de Siloshombreshablasen Arihú con hijos, y lo echaba de menos. Tenía ganas de volver a ver a mis compañeros, esos a los que con pocas horas de compartir experiencias y sentimientos, siento muy cerca de mí. Nuestras primeras palabras fueron para recordar a nuestro compañero y amigo Jorge, que de momento no va a poder estar entre nosotros; ¡Ojalá algún día volvamos a verte por aquí!

15ª sesión Arihú (30nov16)Sin proponer un tema concreto empezamos a hablar, y acabamos haciendo un viaje por varios aspectos importantes de la paternidad y de la personalidad, aspectos que deberíamos cuestionarnos y reflexionar sobre ellos de vez en cuando.

La primera parada fue el respeto hacia nosotros mismos. Este respeto, ¿empieza haciendo que los demás nos respeten (ganándonoslo o imponiéndolo) o empieza porque nos respetemos a nosotros mismos?

Continuamos el viaje y la segunda parada llegó rápido, los sueños que teníamos de jóvenes. Fue una parada corta, apenas pudimos ver lo que nos puede aportar visitar esta parada en detalle, por eso seguro que volveremos a ella en otra ocasión.  Nos preguntamos si hemos abandonado los sueños que teníamos de jóvenes, si los hemos olvidado o si los tenemos apartados por las “obligaciones familiares”. Y si los seguimos teniendo, ¿podemos compaginarlos con nuestra faceta de padre y pareja?

El viaje iba rápido, las paradas cortas y seguimos avanzando. Llegamos a la parada de los patrones familiares. ¿Estamos repitiendo nosotros algún patrón? ¿Hemos escogido lo que somos, o nuestra profesión, porque era lo que querían nuestros padres? ¿O somos lo que hemos elegido libremente ser? Esta parada da para una reflexión aún mayor de la que hicimos.

Recordamos alguna frase de las que se quedan grabadas. Un día un padre dice al hijo que lucha por lo que le gusta: “Tú eres un “puto” soñador” (y perdón por la expresión). Y años después ese padre cuenta tan tranquilo que a él le hubiese gustado ser… y que su padre no le dejó”. Él vivió años con ese dolor o quizás trauma por no haber podido ser lo que quería, y sin embargo no es consciente de que él mismo no apoyó a su hijo cuando quiso luchar por lo que le gustaba. ¿Somos conscientes de si repetimos con nuestros hijos patrones de nuestros padres que no nos gustaban cuando nosotros éramos los hijos? Busquemos, busquemos…

Y enlazando una parada con otra, concluimos que cuando rompemos patrones, en uso de nuestra libertad y con conciencia, como el de “a qué nos debemos dedicar” o “qué debemos hacer”, empezamos a respetarnos.

Hubo otras pequeñas paradas, como la de la rebeldía de nuestros hijos ¿la recordamos en nosotros o nos es ajena?; o como la de permanecer en equilibrio, que cuánto bien nos hace a nosotros y a los que están a nuestro alrededor.

Y así finalizó el viaje. Seguiremos, ya cercanos a la Navidad, disfrutando en ese bonito espacio que es “Arihú con hijos”, en pleno barrio de Moratalaz.

Juan Pablo

Para compartir Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Dejar un Comentario

Un comentario en “Crónica de la 15ª sesión del GPSLHH “Arihú con hijos” 30 de noviembre de 2016