Cultura e Identidad de slhh (hace 1 año)


RECORDANDO EL PRIMER POST DE ESTE ESPACIO (y actualizado)

 

La idea de recordar este primer post y actualizarlo se debe a la necesidad de mirar lo que estamos haciendo, lo que hicimos y lo que pueda pasar después.

Los que hemos iniciado y desarrollado este movimiento estamos agotados. Hemos dedicado cada segundo de nuestra vida en intentar ofrecer una alternativa pacífica y constructiva para facilitar un espacio de crecimiento que ayude al hombre a ir más allá de legados tóxicos que nos han dañado a todos.

Las mujeres han sido las primeras damnificadas, confinándolas a roles y situaciones de vejación, infantilización y secuestro de su voluntad llegando incluso a arrinconarlas a un miedo por su propia vida emocional, relacional, laboral, social, cultural, política y lo peor y más inaceptable, a temer por su propia vida y la de sus hijos e hijas.

Los asesinatos de las mujeres desde el machismo y el intento sostenido de mantenerlas en un segundo plano en la vida es un ejercicio de dominación que muchos queremos que termine y para ello trabajamos y hemos trabajado, intentando ampliar la toma de conciencia de nuestra propia responsabilidad en ello.

Personalmente lo siento como un virus que arrastramos todos, en nuestros genes,  en nuestra memoria celular y cuyo antídoto está en la aceptación de lo que hemos heredado y en buscar herramientas antivíricas que impidan su propagación.

A los hombres también nos ha afectado postulándonos queramos o no, como posibles agresores, de facto o en potencia. Todos somos portadores de un virus que puede manifestarse en cualquier momento a pesar de nuestros esfuerzos en practicar lo contrario a lo que llevamos dentro.

Yo no quiero ser así. Me duele ser así. Pero se ha acabado el permanecer inerte en un sistema que nos esclaviza a todos a ser lo que no queremos ser.

#siloshombreshablasen siempre ha querido pasar del pensamiento y el sentimiento a la acción.

Hemos cometido errores. Unos cuantos. Desde la ingenuidad y también desde la arrogancia y lo pagamos caro. Pero siempre hemos querido corregirnos y seguir manteniendo una actitud de mejora pues tampoco vemos demasiadas iniciativas constructivas y propiciatorias del cambio que queremos.

El destino de esta iniciativa es incierto. Estamos exhaustos. El desgaste en nuestras vidas personales, familiares e incluso a nivel económico nos está pasando factura pues lo hemos dado todo para ser fieles a nuestros principios… por nuestros hijos e hijas.

Siga o no siga esta iniciativa animo a que cualquiera reflexione sobre su propia beligerancia y como agrede a otros seres humanos aun en aras de ideas progresistas y de cambio. Yo eso no lo veo positivo para nadie salvo para exacerbar las propias heridas.

Os dejo con el texto original de hace 1 año que fue diseñado desde un intento genuino de cambiar lo que creo ha de ser cambiado.

 

 

En #siloshombreshablasen nos proponemos aprender a captar la esencia de lo que pensamos puede ser una nueva paternidad:  empatía, acompañamiento, mirada, presencia, ternura, guía, escucha, seguridad, soporte, ejemplo, servicio, comunicación, respeto, confianza, alegría, empoderamiento,calma, amor…

En #siloshombreshablasen nos comprometemos a llevar estos valores a un nuevo paradigma de masculinidad, pues aprendiendo a interiorizarlos podremos detectar, procesar y superar el machismo inherente en todos nosotros al haber sido arraigados en un profundo y doloroso sentido de la desigualdad e inequidad de género.

Y sobre todo, en #siloshombreshablsen nos movilizamos hacia una transformación real, visible, genuina y auténtica del actual modelo de humanidad hacia una alternativa más consciente, responsable, equitatita, respetuosa y activa, pues no nos gusta lo que vemos como ejemplo para nuestros hijos e hijas.

Así, en #siloshombreshablasen encuentro cada vez más hombres y mujeres que pujan por concebir, gestar, parir, puerperar y criar todas estas cualidades, con el mimo y el cariño que toda criatura demanda para crecer con una autoestima sana. La criatura es cada ser humano en su búsqueda de una felicidad sana y nunca a costa de otros seres humanos.

El grupo se acerca cada vez más a la idea original de un activismo social para transformar el concepto de paternidad, masculinidad y humanidad. Queremos ser mejores. Estamos en ello. Trabajamos en ello y ese ha sido, es y será nuestro compromiso.


cocinita

Nos ilusiona confirmar el apoyo de las mujeres (un 65% de los miembros) que no sólo piden para ellas un parto respetado sino que dan ejemplo y lo ofrecen para con los procesos de los demás y así nos acompañan con paciencia y cariño en la gestación de esta criatura que poco a poco coge forma.

Vemos la mirada curiosa pero respetuosa hacia un proyecto pensado, meditado y en construcción. También hemos padecido la mirada inquisitiva, juzgadora e incluso violenta fruto de malentendidos, tergiversaciones proyectadas en la vida virtual de quienes han tratado de instrumentalizarnos como lo que precisamente tratamos de corregir y claramente no somos.

No hay nada como predicar con el ejemplo y eso mismo llevamos haciendo desde hace 3 años.

Primero abriendo espacios reales y presenciales propios y animando y difundiendo los ajenos para que los hombres encuentren ese lugar de expresión, exploración, aprendizaje e inclusión que apenas vislumbran que les falta.

En segundo lugar construyendo espacios virtuales (grupo y Fan Page en Facebook, Blog y Twitter) para juntar e incluir a aquellos que quieren pero no pueden, sean hombres o mujeres, pues al igual que el feminismo no ha de ser, ni es, un monopolio de mujeres o el machismo un mal endémico únicamente de hombres, #siloshombreshablasen es un espacio conjunto de ambos pero con el foco en el hacer de los hombres. Debemos actualizar nuestro posicionamiento.

El hablar de lo que importa es un comienzo. Es imperativo para la toma de conciencia de nuestras carencias, de nuestros excesos y de nuestras equivocaciones. Desde ahí ya podemos empezar a centrarnos en un hacer, práctico, concreto, observable, tangible y heredable para nuestros hijos e hijas.

Creo que todas las personas que apoyamos este movimiento, estamos convencidos de que es posible otra forma de paternar…. y de vivir.

Para llegar a ella se requiere aprender mucho, reflexionar más, soltar viejos patrones de comodidad o de emociones encontradas y sobretodo escucha, torrentes de escucha.

En otros foros he visto y vivenciado como hombres y mujeres son sencillamente insultados y agredidos bajo coartadas que responden más a las heridas emocionales del agresor que a las palabras escritas. En este foro evitaremos eso, no lleva a nada salvo espolear la ira de todos. Ya nos ha sucedido.

Es paradójico el dolor y rabia que nos genera el bullying y el ciberbullying en los menores mientras los adultos lo ejercen de la misma manera en los espacios virtuales. Nos preocupa el ejemplo que damos a los que nos mirán en nuestro enojo y la nueva cultura del zasca. ¿Acaso no estamos abonando una cultura del terror? Y lo más paradójico y triste es que se hace desde una supuesta legitimidad ideológica amparada en que hay que acabar con el otro desde el señalamiento, el insulto, el acoso, sin ningún miramiento del impacto en la vida personal y emocional de ese ser humano.

Usar la violencia para acabar con la violencia. No tiene sentido. ¿Reflexionamos sobre nuestros actos violentos y como contribuimos a generar más violencia alimentando el antagonismo?

#siloshombreshablasen propone siemore el diálogo.

Por mi profesión entiendo muy bien el dolor heredado y la cruda expresión del mismo sobre todo bajo el anonimato que ofrecen las redes sociales. Pero esta actitud ha de cesar si de verdad queremos genuinamente una transformación real.

Creo que estamos en un momento óptimo de acción social real en el que podemos cambiar las cosas y para bien.

Quién desee que el rol del hombre – padre  sea actualizado y torne hacia un perfil más consciente, presente, corresponsable y equitativo puede sumarse tranquilo a esta iniciativa porque ese es nuestro propósito.

Por eso vuestra ayuda, la de todos los hombres que estáis aquí y la de las mujeres que nos dais apoyo es fundamental para el desarrollo del proyecto.

Vuestra participación y difusión habilitará la inclusión de nuevos miembros y la apertura de nuevos grupos dentro y fuera de España como es nuestro propósito hacer.

Deseamos y tenemos intención de animar a que desde las grandes ciudades, las pequeñas,  los pueblos, aquí o en latinoamerica haya personas hombres y mujeres que se animen a abrir grupos ya sean mixtos o no en los que todos, sobretodo los hombres, podamos reencontrarnos con quienes somos de verdad y no con quienes nos impusieron ser. Sólo de ese modo podremos superar los patrones que nos separan.

Los medios de comunicacion llevan tiempo interesándose en lo que hacemos y vamos a explotar esa vía para llegar a más personas que se sumen a esta idea de renovación de género.

Hay quién siente la necesidad de postularnos como paternalistas, ombliguistas, arribistas, oportunistas o incluso machistas. Es habitual que quién quiere construir algo que busca actualizar esquemas asentados sea auditado con severidad y se juzgue el total por las partes o más bien según su visión.

Si el interés responde a una crítica constructiva, que nos ayude y permita corregir el rumbo, siempre será bienvenida pues es un regalo contar con quién ve cuando los demás nos podemos ofuscar, pues venimos de una oscuridad de conceptos y de acciones que es lógico, natural y positivo que se muestren pues sólo así podrán ser corregidas.

Sin embargo, cuando se trate de empujarnos, violentarnos, estigmatizarnos, señalarnos e insultarnos tal y como nos ha sucedido en el pasado, nos protegeremos tal y como enseñamos a nuestros hijos, diciendo lo que no nos gusta y si se persiste nos apartaremos de quién no ve el todo y sólo ve lo suyo.

Entiendo que lo más responsable será siempre abrir y construir puentes de diálogo y escucha y que antes se contrastarán con nosotros directamente en conversación real no virtual (porque desvirtúa) cuales son nuestras intenciones y acciones para así evitar retrasar un movimiento que solo busca un cambio tangible y beneficioso para todos.

Escucharemos, siempre lo haremos pues es parte del cambio que promovemos

Esto no ha hecho más que comenzar. Hay tarea y hay ganas de remangarse y ponernos a ello.

¿Te apuntas?

 

Crear

Para compartir Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Dejar un Comentario